martes, 29 de diciembre de 2015

17. ¿Qué rol tiene el hablar en lenguas en el Metodismo Unido?

¿Qué rol tiene el hablar en lenguas en el Metodismo Unido?
Por un lado, un amigo Metodista Unido me dijo una vez que de vez en cuando su oración surge en una lengua que no entiende. Hay, dice, tal éxtasis de alegría y liberación en esa oración que él se deleita cuando ese don le es dado. No es algo que pueda ser convocado a pedido. Siempre viene como un don del Espíritu.

Por otro lado, otro amigo Metodista Unido ha dicho que él puede crear el sonido de hablar en lenguas, simplemente repitiendo rápidamente las palabras "I tie my bow tie; I tie my bow tie; my bow tie I tie" ("Ato mi corbatín; ato mi corbatín, mi corbatín ato") (¡Mi conjetura es que usted acaba de intentar decir eso!) Su broma es un ligero reproche a quienes enfatizan orar en lenguas.

Sobre la cuestión de hablar en lenguas, los Metodistas Unidos son un cajón de sastre. En la configuración de metodistas unidos, sin embargo, la glosolalia pública (de la palabra griega que significa "lengua") es raro, y en el devocional privado la glosolalia se observa con poca frecuencia. (Por ejemplo, en sesenta años de asistir a las conferencias anuales de la Metodista Unida, yo puedo recordar solo dos ocasiones de una persona hablando en lenguas. Me pregunto cuántos dudan en relatar su experiencia de oración personal por temor al ridículo.)

Algunas personas ven las raíces bíblicas de la glosolalia en la historia de Pentecostés en Hechos 2: 1-13, aunque en las palabras habladas no había idiomas desconocidos ni indistinguibles que necesitaran interpretación. Esta historia del Pentecostés es todo lo contrario; las personas entendieron muy bien lo que se decía "en la lengua materna de cada uno" (Hech 2: 6). Lo notable es que quienes hablaron tan claramente en estas variedades de lenguas no eran personas entrenadas en esos idiomas. Pentecostés no es acerca de la verdad oculta; se trata de la verdad revelada, Dios dando ingreso libre a nuestras expectativas humanas con el fin de comunicarse con todas las personas.

El apóstol Pablo vio la glosolalia principalmente como un don espiritual personal, no necesariamente destinado a enriquecer a toda la iglesia (1 Cor 14: 2-5). De hecho, Pablo afirma que será necesaria la interpretación, si las lenguas son para edificar la iglesia. No fue un don para todos, como tampoco la curación o el liderazgo o la enseñanza eran dones para todos (1 Cor 12: 28-31). El cuidado de Pablo es que hay un don que supera todos estos dones del Espíritu: El amor. (El famoso capítulo trece de 1 Corintios -el llamado capítulo del amor- sigue la exhortación a buscar el regalo más grande.)

Algunas tradiciones pentecostales se han separado de lo que hoy es el Metodismo Unido debido a que algunas personas sintieron que los organismos predecesores de la Iglesia Metodista Unida minimizaron (o incluso eran hostiles a) el don de hablar en lenguas. Tanto los Artículos de Religión (de la Iglesia Metodista) y la Confesión de Fe (de la Iglesia Evangélica de los Hermanos Unidos) pronuncian claramente que la adoración pública debe estar en un idioma comprensible para las personas. A pesar de que la medida cautelar creció principalmente debido a la preocupación por el uso del latín en el culto católico romano, refleja una cuidado vigilante de que las experiencias de culto nos unan en lugar de dividirnos.


¡Oh Tú, que vienes desde arriba, el puro fuego celestial a impartir, 
encendéis la llama del amor sagrado sobre el altar medio de mi corazón.

Otra pregunta: ¿Qué experiencias has tenido con el hablar en lenguas?


*El Dr. F. Belton Joyner Jr. es ministro ordenado y miembro del Consejo Judicial de la Iglesia Metodista Unida. Es autor de "United Methodist Questions, United Methodist Answers: Exploring Christian Faith". Ver más acerca del libro AQUÍ.

Traducido y publicado por el Instituto de Estudios Wesleyanos - Latinoamérica con permiso  del autor. Para reproducir, favor citar la fuente y al autor. Derechos reservados.

                                                   Descargar PDF

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada