jueves, 31 de marzo de 2016

33. ¿Cuáles son los credos de la iglesia?

Dr. F. Belton Joyner Jr.*

Un credo es una declaración de fe (la palabra latina credo significa "yo creo"). Tales declaraciones han surgido en la vida de la iglesia de vez en cuando, mayormente como un esfuerzo para detener falsas enseñanzas. La Iglesia Metodista Unida considera que la Escritura como la máxima autoridad en materia de fe y moral. Aun así, para muchos metodistas unidos, los credos históricos han sido clara afirmación de la verdad bíblica.

John Wesley editó los Artículos de Religión de la Iglesia de Inglaterra antes de enviarlos como un estándar para el metodismo americano. Una de las porciones que Wesley omitió es el artículo que aprueba los tres credos como documentos definitivos para la iglesia: el Credo de los Apóstoles, el Credo Niceno, y el Credo de Atanasio. Por lo tanto, a pesar de que los primeros metodistas aceptaron la teología de los credos, ellos no hicieron afirmaciones formales de la fe. (Hacia el final del siglo XX, los Metodistas Unidos estaban de acuerdo con el Credo de Nicea en la aceptación de la Church of Christ Uniting Consensus, un importante proyecto ecuménico.)

En la práctica, los Metodistas Unidos se sirven de varias declaraciones de credo. El Himnario Metodista Unido incluye el Credo de Nicea, dos versiones del Credo de los Apóstoles, una declaración de fe de la Iglesia Unida de Canadá, una declaración de fe de la Iglesia Metodista de Corea, una Afirmación Moderna, la Afirmación Social Metodista Mundial, y tres afirmaciones basadas en pasajes del Nuevo Testamento. Es importante señalar que solo los dos credos históricos (Nicea y de los Apóstoles ') llevan el título de "credo".

El Credo de los Apóstoles, utilizado originalmente para preguntar a los candidatos para el bautismo, está en la liturgia Metodista Unida para el pacto bautismal. El Credo de Nicea, desarrollado como una respuesta teológica a los que en el siglo IV ponían en duda la naturaleza divina y humana de Jesús, aparece en el lenguaje tanto de los Artículos de Religión como de la Confesión de Fe. Es evidente que, a pesar de que la demanda por afirmar estos credos no está en las normas doctrinales de la Iglesia Metodista Unida (ver pregunta 49), los Metodistas Unidos aceptan y celebran las enseñanzas de estos antiguos pronunciamientos.

Tengo un amigo que cierra su boca cuando él no está de acuerdo con parte de uno de los credos que se utiliza en el culto. (Tiene particular problema con el nacimiento virginal; véase la pregunta 8.) A él animo a unirse a la congregación en la recitación completa del Credo, por primera vez como un acto de humildad que toda la iglesia sabe más que cualquier individuo, y en segundo lugar como una acto de expectación, anticipando su continuo crecimiento en la plenitud del evangelio. (No está impresionado con mi consejo y me pregunta dónde estaríamos los protestantes si Martín Lutero hubiera aceptado lo que la mayoría de la iglesia creía. De hecho, la reforma era necesaria porque la iglesia estaba fallando en vivir de acuerdo con las doctrinas enunciadas en los credos.)

Las declaraciones del credo pueden estar sujetas a los límites del lenguaje y a las características de un tiempo dado, pero se convierten en pruebas adecuadas de cómo la iglesia se ha alejado (o no) de la fe apostólica.

Incluso ahora que pensamos y hablamos lo mismo, y cordialmente de acuerdo, concentrado todo, a través del nombre de Jesús, en perfecta armonía.

Otra pregunta: ¿Por qué algunas congregaciones no utilizan los credos?


*El Dr. F. Belton Joyner Jr. es ministro ordenado y miembro del Consejo Judicial de la Iglesia Metodista Unida. Es autor de "United Methodist Questions, United Methodist Answers: Exploring Christian Faith". Ver más acerca del libro AQUÍ

Traducido y publicado por el Instituto de Estudios Wesleyanos - Latinoamérica con permiso  del autor. Para reproducir, favor citar la fuente y al autor. Derechos reservados.

                                                                   Descargar PDF

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada