jueves, 25 de febrero de 2016

29. ¿Qué tienen que ver las buenas obras con la salvación?

Dr. F. Belton Joyner Jr.*

Todo y nada. El artículo X de la Confesión de Fe declara, "Creemos que las buenas obras son los frutos necesarios de fe para seguir la regeneración, pero no tienen la virtud de quitar nuestros pecados o de evitar el juicio divino". Los Metodistas Unidos están en la tradición de la Reforma Protestante al declarar que la salvación es solo por la fe. Una aclaración distintiva de esa verdad, sin embargo, es la afirmación Wesleyana de que la salvación significa la transformación y esa transformación significa la conducta moral. Las obras son como " la fe hecha evidente" (Confesión de Fe). En pocas palabras, las buenas obras no te salvarán, pero si usted es salvo, habrán buenas obras.

Philip William Otterbein y Martin Boehm fueron los superintendentes iniciales de los Hermanos Unidos (que más tarde pasó a formar parte de la Iglesia Evangélica Hermanos Unidos y cuyos valores eventualmente ayudaron a formar la Iglesia Metodista Unida). Ellos presidieron la reunión de 1802 de la Conferencia de los Hermanos Unidos, cuando uno de los acuerdos fue la aprobación de John Miller a "exhortar al pueblo para incitarlo a las buenas obras tanto como le sea posible por la gracia de Dios." Los temas comunes a todas las corrientes del Metodismo Unido se pueden encontrar aquí: gracia y buenas obras. Por los dones de Dios, el pueblo de Dios no solo es perdonado, sino también llamado a la acción (Stgo 2: 14-17).

En su sermón "El Cristianismo Bíblico" John Wesley señala el ejemplo de Jesús, que dijo: "Yo también estoy trabajando" (Jn 5:17). Wesley pasa lista al juicio que Jesús hace a los que no trabajan para alimentar al hambriento, vestir al desnudo, ayudar a los huérfanos, apoyar al extranjero, visitar a los que están en prisión, y asistir a los enfermos (Mat 25: 31- 46). Hacer buenas obras es un asunto serio, porque quienes dejan de hacer estas cosas están programadas para el castigo eterno (Mat 25:46).

Otterbein y Wesley insistieron vigorosamente en la inclusión de la vida santa (santificación y buenas obras) en la rendición de cuentas de la salvación. Parte del énfasis en esta insistencia se originó en un debate teológico entre ellos y calvinistas (ver pregunta 30). Los líderes del movimiento metodista y sus comunidades acompañantes (evangélicos y los Hermanos Unidos) temían que las personas que creían en la predestinación pudieran imaginar que sus vidas morales no harían ninguna diferencia porque ya fueron salvados por la elección de Dios. A pesar de que eso era una caricatura de la teología calvinista, movió las raíces para comenzar a crecer en la práctica Metodista Unida de incluir una vida recta en la plenitud de la salvación.


La fe activa que vive dentro, conquista el infierno y la muerte y el pecado, 
santifica quien primero hizo todo, forma el Salvador en el alma.

Otra pregunta: ¿Qué le dirías a alguien que dice, "yo no necesito creer, yo vivo una buena vida"?


*El Dr. F. Belton Joyner Jr. es ministro ordenado y miembro del Consejo Judicial de la Iglesia Metodista Unida. Es autor de "United Methodist Questions, United Methodist Answers: Exploring Christian Faith". Ver más acerca del libro AQUÍ

Traducido y publicado por el Instituto de Estudios Wesleyanos - Latinoamérica con permiso  del autor. Para reproducir, favor citar la fuente y al autor. Derechos reservados.


                                                           Descargar PDF

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada